‘Interstellar’, de Christopher Nolan

[[Crítica de @PaulPorcoRosso]]
Descubrir los misterios del Universo, saltar al interior de un agujero negro, ir más allá de donde ha ido cualquier otro ser humano, explorar páramos de soledad y buscar un planeta habitable para salvar a la humanidad. Pero a la vez sufrir por la gente que se deja atrás en el proceso, el abandono en pos de un bien mayor, lo que se quiere hacer contra lo que se tiene que hacer. Épica y grandilocuencia (música de Hans Zimmer a tope mediante) contra intimidad y familia. La frialdad del raciocinio científico contra el calor de las emociones humanas y íntimas. Estas son las dicotomías que (enmarcadas en un futuro dónde es constante el contraste entre lo viejo y lo nuevo que conviven en perfecta harmonía) presenta Nolan en su última (gran) película, ‘Interstellar‘: ciencia ficción des de la óptica más realista del cine desde ‘Contact‘ (aunque sin su moralina sobre la fe), y antes desde ‘2001: A Space Odyssey‘ (pero sin la frialdad pretendida que imprime Kubrick en una de sus obras maestras), pero con el inigualable sentido del espectáculo visual y la técnica propias del cine de Nolan -el cambio de director de fotografía de Pfister a van Hoytema es imperceptible-, uno de los únicos directores del cine actual que son apuestas seguras en cuanto a entretenimiento absoluto (y casi seguras en cuanto a disfrute intelectual).
Cómo ha cambiado la carrera de Nolan, que empezó con dos historias sesudas (ambas de introspección mental del protagonista) y sin avisar se pasó a la pirotecnia sonora y visual (con enormes resultados), poniendo su magnífico savoir-faire al servicio del espectáculo y el disfrute del espectador. ‘Interstellar‘ es la culminación de este gran Nolan, un Nolan que sólo le debe a él mismo, a sus riesgos y a sus ambiciones, la grandeza de esta space opera a la vez íntima y epopéyica, deudora de la gran ciencia ficción de la historia del cine. Lo único que flojea (un mínimo casi imperceptible y que destaco a título totalmente personal) son ciertos elementos algo tópicos del guión en lo referente al drama familiar de un imponente McConaughey.
Igual no se puede hablar de ‘Interstellar‘ como una película innovadora (curiosamente, adjetivo que va acompañado de casi todas -sino todas- las películas anteriores de Nolan) dentro de su género, pero es el encuentro entre el drama familiar del cine de Spielberg, la ciencia ficción reflexiva de Kubrick, y el discurso científico de Carl Sagan: uno de los títulos imperdibles del año. ¿Perfecta? No. ¿Brillante, intensa y fantástica? Lo afirmo sin duda alguna. Casi tres horas de cine puro que pasan en un suspiro: la mejor película del británico desde ‘Insomnia‘. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s