MIÉRCOLES EN ASIA: ‘Ip Man’, de Wilson Yip

[[Crítica de @marckwire21]]

IP Man” podría ser la mejor película de artes marciales de la historia de no ser porque este género en concreto abarca muchísimos puntos de vista, gustos y opiniones diversas. Cualquier fan de las artes marciales vistas en pantalla grande tiene su film preferido y especial, respetando eso si, al maestro Bruce Lee. A los fans de Jackie Chan no suele gustarles tanto Jet Li, esto ocurre al revés, quienes disfrutan de las multi-coreografiadas escenas de acción de Chan ven solamente como buenas y poco más las de Li. No siempre, pero suele ocurrir. Algo así como los fans de PES y FIFA, por poner una comparación rápida.


Hay muchos más actores de artes marciales obviamente, Chow Yun-Fat,  Michelle Yeoh, Yuen Biao, Sammo Hung, Tony Leung, Andy Lau, Zhang Ziyi o Angela Mao, pero quienes se repartían la mayor parte de fans fueron ellos dos. Ambos igualmente inexpresivos y cada uno de ellos en su estilo, el humor de Jackie y la eficiencia de Li. El paso del tiempo no perdona a nadie y las 2 estrellas asiáticas de acción internacionales ya no cuentan con la gran participación en películas con las que contaban antes, en parte también porque el publico general ya no consume el cine de acción como en la época dorada de ambos. Mientras que Chan ya solo aparece en un film al año y sin ser protagonista, Li goza de algo más de “vida cinéfila” al verse incluido en la saga “The Expendables“, pero al margen de esta no se prodiga ya como antaño. Esto nos deja a nuevos grandes actores como el tailandés Tony Jaa de la saga “Ong Bak“, Iko Uwais de “The Raid” y su secuela o el protagonista de esta cinta, el magnífico Donnie Yen.

Donnie no es nuevo, algunos lo conoceréis por su personaje de Cielo en “Hero” junto a Jet Li y Tony Leung, o también por sus otros papeles en producciones tan conocidas dentro de este mundo como “Bodyguards and Assassins“, “14 Blades” o la interesante “Dragon (Wu xia)“. Se le podría incluir tranquilamente en la generación de Chan y Li aunque un peldaño más abajo (comenzó su carrera en 1984, en pleno auge del mono borracho de Chan), pero Yen no solo sigue activo y con proyectos (3 películas en 2014 y futuro protagonista de la segunda parte de “Crouching Tiger Hidden Dragon) sino que demuestra en cada oportunidad que tiene el buen hacer que posee para no solo la ejecución en coreografías de artes marciales y su puesta en escena sino también algo más de expresividad en sus interpretaciones que la gran mayoría de actores de este género. Actualmente y en mi humilde opinión, es el mejor actor de artes marciales que hay, sin ninguna duda. 


Aquí da vida al famoso, y consumido en los últimos tiempos por el séptimo arte, maestro Ip man, más conocido por ser el instructor del mítico Bruce Lee en su edad mas tempranala película se centra en su vida en Foshan, durante los años 30 con epicentro el estallido de de la segunda guerra sino-japonesa que provocaría la ocupación nipona de parte del sur de China. No estamos ante un biopic clásico donde se nos cuente toda la vida del maestro, más bien estamos ante una ventana que permite ver una parte importante de la vida (ficcionada) de uno de los genios de las artes marciales más importantes y respetados de la historia. 


Tras esta primera visión dirigida por Wilson Yip le han seguido 5 más, incluida una serie de televisión. “Ip Man II” llegó en 2010 con mismo protagonista y director, Donnie Yen y Wilson Yip. Si bien no es tan espléndida y satisfactoria como la primera se deja ver bastante bien y fija en la acción su motor principal. Además, cuenta con un némesis como el clásico actor en estos lares, Sammo Hung, que a sus años seguía manteniendo una forma y unas maneras envidiables. Ese mismo año llegaría la primera de las 2 dirigidas por Herman Yau, “Ip man: the legend is born“, interesante pero más floja que las anteriores, tiene el aliciente de contar la vida de Ip man desde su más tierna infancia hasta la adolescencia, haciéndonos comprender el porqué de muchas de sus reglas sobre el comportamiento y la educación. El segundo trabajo de Herman fue en 2013 con “Ip man: the final fight“, este film está considerado la tercera parte de la saga de entregas realizada por Wilson YipHerman hizo dos películas complemento a las de Yip, una precuela y una secuela, y a ellas se le une también la versión/visión de Wong Kar Wai, “The Grandmaster” con Tony Leung como protagonista, un film que técnicamente es soberbio pero que falla en contar de forma interesante una trama que debería serlo. Las producciones sobre el gran maestro finalizan con una serie de televisión con 50 capítulos titulada “Ip Man (Yip man)” a finales de 2013. Wilson Yip y Donnie Yen habían trabajado juntos antes en 3 grandes films de acción como “Kill Zone” (aquí junto a Sammo), “Dragon Tiger Gate” y “Flash Point“, todo producciones made in Hong Kong. Y es que Donnie, no se ha prodigado en el país norteamericano salvo en 1 ocasión, en “Blade 2“, con un papel muy secundario. Una de los secundarios es nada más y nada menos que el que fuera protagonista de la mítica cinta de los años 80, “History of Ricky“, Siu-Wong Fan aka Louis Fan. Desde aquel papel tan solo contaba con 4 películas en su haber, desde su aparición en “Ip man“, cinco más. Fan también aparece en la segunda parte de Wilson Yip y en la primera de Herman Yau en otro papel distinto. La némesis de Ip Man en la película es un actor japonés perfecto en su papel, haciendo tan suyo un personaje con tan elegancia y sobriedad como lo hace el propio Yen, se trata de Hiroyuki Ikeuchi.

Considerada por la crítica como una de las mejores películas de artes marciales de la historia, codeándose con títulos como “Kill Bill”, “The Raid“, “Crouching Tiger, Hidden Dragon“, o clásicos como “Return of the Dragon” o “Drunken Master“, en “Ip Man” la verdadera inteligencia es tratar las artes marciales lo más realistas posibles. Se dan cabida en momentos puntuales a los efectos especiales pero solo para intentar hacer las escenas de lucha lo más cercanas a la realidad. No se abusa de ellas, no es un machaque de 106 minutos con constantes entradas y salidas de extras que nunca mueren. Aquí en “Ip Man“, cualquier escena de acción está integrada perfectamente en el metraje, sin calzador. Unas escenas donde se puede saborear el arte como tal que es, donde poder admirar el estilo Wing Chun que hizo tan famoso a este maestro. Conoceréis su forma de ver y entender la vida con respeto y educación, esa filosofía de la cual, y está más que demostrado, quedó impregnado otro genio como Bruce Lee. Cinta de corte clásico, con inicio donde todo es muy bonito, varapalo en la mitad y desenlace duro porque no es el esperado por todos. Final épico y que funciona perfectamente porque todo lo visto antes justifica precisamente dicho final. El enfrentamiento de China contra Japón, el respeto mutuo entre dos maestros en sus estilos al que la historia, y la guerra, ha puesto uno delante del otro. Todo ello con el trasfondo de la ocupación japonesa y las penurias que comportó dicho conflicto, donde los chinos eran tratados como simples animales. Puede gustar tanto a los fans más viejos de este tipo de cine como a los que no les gusta o lo suelen criticar por repetitivo y poco original ya que la propia historia, sonido, actores y fotografía así como el enfoque final que se da a toda la película la hacen un producto muy agradable de consumir para todos. Si Donnie Yen consigue convenceros como héroe de acción no dejéis en ver la secuela, “Kill Zone” y “Flash Point“.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s