LUNES DE RECOMENDACIONES: ‘Catch Me If You Can’, de Steven Spielberg

[[Crítica de @PauGarcia179]]

Después de filmar la notable ‘Minority Report’, Steven Spielberg enlazaría tres películas “basadas en hechos reales”, a saber: ‘Catch Me If You Can’, ‘The Terminal’ y ‘Munich’. Hoy recomendamos la primera de esta trilogía (nunca definida por el director y que aquí nos tomamos la irreverencia de proclamar) del creador de ‘Schindler’s List’: ‘Catch Me If You Can’. Protagonizada por Leonardo DiCaprio y Tom Hanks, este drama con toques de humor está basado en la autobiografía del protagonista de esta historia, el estafador Frank W. Abagnale. Hollywood, siempre interesado en las historias de sus más ilustres héroes (como el Jordan Belfort de ‘The Wolf of Wall Street’), compró los derechos del libro de Abagnale, que pasaron por diversas manos, incluso por las de David Fincher (que decidió dirigir en su lugar ‘Panic Room’), hasta llegar a las de Steven Spielberg
En los años 60, Frank Abagnale Jr. vive con sus padres de forma acomodada en Nueva York hasta que su padre pierde su posición social y económica y la familia tiene que mudarse a un hogar más modesto. El pobre Frank Jr. tiene que conformarse con la escuela pública, y cuando sus padres se divorcian, se escapa de casa y empieza a destacar en el noble empleo de la estafa con el objetivo de “devolverle a su familia lo que les ha sido arrebatado” de manera que vuelvan a ser la familia perfecta que siempre habían sido. Con este material de partida, no sorprende que Spielberg se aviniera a dirigir esta película. 
Steven Spielberg es un director que parece haberse inspirado en la máxima de Lars von Trier de “el cine debe ser como una piedra en el zapato” para erigir su propio mantra, formulando (metafóricamente) lo opuesto a lo que proclamaba el genio danés. “El cine debe ser como un café caliente en invierno, como el más cómodo de los zapatos o como un buen masaje después de un duro día de trabajo. “ Algo así sería la definición de cine de Steven Spielberg, al menos el Spielberg de películas como ‘Catch If You Can’, ‘The Terminal’ o cualquier película de aventuras que haya ideado el director de ‘Jaws’. 


Y es que a Steven Spielberg le gusta dejárnoslo todo masticado, todo perfectamente preparado para el disfrute del amplio público que solo pretende pasar un buen rato con las historias contadas por el ‘Rey Midas’. Ahora vendría el momento de criticar abiertamente a Spielberg, pero hacerlo sería negar la calidad incuestionable de su cine, su gran puesta en escena y, en definitiva, minusvalorar todas aquellas grandes películas que nos ha regalado, aunque no destaquen precisamente por su compromiso social o su visión crítica de la sociedad.

Decía esto porque ‘Catch Me If You Can’ es una muy buena película, entretenida como pocas gracias al ritmo que le imprime su director, y que, como tantas otras del realizador de Ohio, tiene una elaborada puesta en escena que no podemos pasar por alto. Además, el elenco escogido hace un trabajo extraordinario, especialmente Leonardo DiCaprio y Tom Hanks (en el papel de agente del FBI), y verlos jugar al gato y al ratón es una delicia. Amy Adams, Christopher Walken y Martin Sheen completan el gran reparto, quedándose en segundo término ante el papel decisivo que juegan los dos protagonistas. 
El tono dramático se impone a lo cómico, aunque hay que destacar la genial escena en la que Frank Abignale se hace pasar por el profesor suplente de francés. A veces, sin embargo, se impone el sentimentalismo clásico de Spielberg, pero es algo que en esta ocasión se puede perdonar debido a lo satisfactorio de la cinta. Es de alabar el tratamiento del personaje de Carl Hanratty, pues el retrato de un agente del FBI podría caer en lo anodino, pero el director, inesperadamente, le confiere una gran personalidad reforzada, eso sí, por la interpretación de Tom Hanks

Lo más abiertamente criticable de la película, es por, ejemplo, la caricatura que hace de los policías y las prisiones franceses, de manera que según Spielberg, en Francia los presos viven en unas condiciones inhumanas mientras que en Estados Unidos la humanidad se impone sin excepción (véase Guantánamo). La escena en la que el personaje de Tom Hanks intenta salvar a su perseguido de las autoridades francesas, es, en ese sentido, de vergüenza ajena. También de vergüenza ajena es la superficialidad con la que se trata el tema de los padres de Brenda (Amy Adams), fruto sin duda, del conservadurismo del director. ALERTA SPOILER: Brenda le confiesa a Frank que sus padres no le hablan y la echaron de casa porque abortó. Frank –supuesto doctor-, le dice a Brenda que le va a pedir a su padre consentimiento para casarse. Así pues, Frank se presenta y los padres de Brenda se olvidan del aborto y Brenda no tiene problemas en volver a hablarse con esos padres que no tuvieron ningún remordimiento en echarla de casa. Todo muy lógico, normal y verosímil. Por si fuera poco, Spielberg nos atormenta con ese plano en el que Frank (DiCaprio) descubre a los padres de Brenda en una tierna escena doméstica lavando juntos los platos, como si fueran los padres perfectos y no como los suyos que, oh herejía, se divorciaron. Su tesis conservadora sobre la familia se cae por sí sola. FIN SPOILER.

La participación de DiCaprio en esta película y el tipo de historia que se cuenta permite establecer un paralelismo con el último film de Martin Scorsese, ‘The Wolf of Wall Street’, pues en los dos casos se utiliza la estructura de auge y caída del protagonista, y curiosamente, en ambas películas, la caída no llega a ser tal, pues tanto el Jordan Belfort de ‘The Wolf of Wall Street’ como el Frank W. Agnabale de ‘Catch Me If You Can’ ni acaban de caer en desgracia como probablemente merecerían ni tenemos muy claro si se han redimido. La diferencia es que, mientras Martin Scorsese cerraba la película con la charla motivacional que servía de espejo (negro) de la sociedad, el final de Spielberg redimía patéticamente al personaje porque, literalmente, aprobó, estudiando y sin hacer trampas, un examen de Derecho. 

Dicho todo lo anterior, y aunque parezca contradictorio, ‘Catch Me If You Catch’ es una muy buena película de más de dos horas que pasa volando, con escenas memorables y grandes interpretaciones, que pese a sus puntos negativos (la mayoría extra-cinematográficos y yo mismo considero muy subjetivos), es un filme que desde Siempre en VO recomendamos sin pestañear.

Título: Catch Me If You Catch

Director: Steven Spielberg
Guión: Jeff Nathanson (Libro: Frank W. Abagnale & Stan Redding)
Fotografía: Janusz Kaminski
Año: 2002
Duración: 140 minutos
País: Estados Unidos
Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hanks, Christopher Walken, Amy Adams, Nathalie Baye, Martin Sheen, Jennifer Garner, Brian Howe, Frank John Hughes, James Brolin, Elizabeth Banks, Chris Ellis, Ellen Pompeo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s