‘A Most Wanted Man’, el anti-James Bond

[[Crítica de @PauGarcia179]]
Reconocido fotógrafo (como Stanley Kubrick y tantos otros cineastas), Anton Corbijn se pasó a la realización de videos musicales antes de debutar en la gran pantalla con ‘Control’. Su segunda película, ‘The American’ (protagonizado por George Clooney) no tuvo el mismo recibimiento crítico pero le permitió seguir rodando películas, lo cual ya es mucho. Ayer se estrenaba su tercera película, ‘A Most Wanted Man’, basada en una novela de John Le Carré y con un reparto liderado por el tristemente fallecido Philip Seymour Hoffman
Un joven ruso consigue llegar a Hamburgo después de superar algunas dificultades para arribar a su destino. Su origen y su nombre musulmán pondrán sobre aviso a servicios de inteligencia de tres países, convencidos que el joven inmigrante es en realidad un peligroso terrorista. Un banquero y una abogada pro derechos humanos parecen ser las únicas personas que conocen su identidad.
La película abre con un estético plano de la putrefacción de las cloacas, con agua que se va moviendo por la pantalla. La imagen, que nos puede dejar atónitos en un principio, puede entenderse (así lo entiende un humilde servidor), como una metáfora del estado del mundo, de cómo funcionan las cosas en el mundo real; una idea que se desarrolla en la película de forma convincente y dolorosamente veraz. Anton Corbijn, en el contexto post-11/9, teje una interesante y notable intriga, un absorbente relato de espías sin acción ni disparos, con una lucidez que puede deprimir por la terrible verdad que subyace en los fotogramas de ‘A Most Wanted Man’. Los servicios de inteligencia sirven para, como dicen varios personajes del film, “hacer del mundo un lugar más seguro.” Esa es la base y justificación de los servicios de inteligencia, pero a veces no está tan claro si lo que se protege es el estado y no las personas que viven en él, si más bien se defienden los intereses de unos pocos y de unas multinacionales que dominan el panorama económico mundial. 

‘A Most Wanted Man’ y el personaje interpretado por Philip Seymour Hoffman podrían definirse como el anti-James Bond, pues es justamente la película y el personaje más exactamente opuestos a la creación de Ian Fleming. No hay elegancia, ni trajes perfectos ni el Vésper que toma el agente 007, solo hay amargos tragos de whiskey, ambigüedad moral y un trabajo que puede ir consumiendo el alma. Por suerte, aquí no se incluyen insulsas historias de amor o absurdas tramas secundarias para aumentar el público objetivo; es por tanto, un trabajo honesto de un director que sabe lo que quiere y no quiere renunciar a su idea, y que se puede permitir marcar las distancias con los productores para que los intereses económicos no tergiversen su visión. 
Además de la gran puesta en escena de Corbijn, también favorecen a la película un gran reparto formado por Willem Dafoe, Rachel McAdams, Robin Wright y obviamente, el inmenso Philip Seymour Hoffman. En ‘A Most Wanted Man’ ofrece su última gran clase magistral de actuación interpretando al espía Günther Bachmann. Al acabar la película, tras admirar su gran interpretación, solo se puede sentir cierta desazón al pensar que no le veremos nunca más en una pantalla de cine (aparte de sus últimas películas no estrenadas) y sentir también como la muerte se lleva también esas grandes interpretaciones que podrían haber sido y que ya nunca serán. El último plano de la película, en la que le vemos alejarse del coche, funciona, indirectamente, como metáfora de su marcha definitiva.
‘A Most Wanted Man’ es el anti-James Bond, un relato pausado y de ritmo reposado que deja huella. De una lucidez alarmante, su final nos deja totalmente conmocionados y nos recuerda el estado caótico del mundo, la histeria colectiva de la lucha antiterrorista y los injustos prejuicios contra aquellas personas de nombre o religión musulmana. 
Lo mejor: ritmo reposado, ausencia de acción, actuaciones, lucidez, Philip Seymour Hoffman
Lo peor: la verdad detrás la lucidez, no poder ver más en pantalla a Seymour Hoffman

Título: A Most Wanted Man (El hombre más buscado)
Director: Anton Corbijn
Guión: Andrew Bovell (Novela: John le Carré)
Fotografía: Benoît Delhomme
Año: 2014
Duración: 121 minutos
País: Estados Unidos
Productora: IFC
Reparto: Willem Dafoe, Rachel McAdams, Grigoriy Dobrygin, Philip Seymour Hoffman, Robin Wright, Daniel Brühl, Martin Wuttke, Nina Hoss, Rainer Bock, Mehdi Dehbi, Homayoun Ershadi, Neil Malik Abdullah, Vicky Krieps, Kostja Ullmann, Franz Hartwig, Vedat Erincin
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s