LUNES DE RECOMENDACIONES: Ahora sí, la mejor película de Marvel (hasta la fecha)

Crítica de @PaulPorcoRosso
Peter Quill (Chris Pratt) es un aventurero intergaláctico buscado por un implacable cazarrecompensas después de robar una misteriosa esfera codiciada por Ronan, un poderoso villano que amenaza a todo el Universo con su cruel ambición. Para escapar de él, Quill deberá pactar una tregua con un cuarteto de inadaptados: Rocket (Bradley Cooper), un mapache armado con un rifle y su inseparable compañero Groot (Vin Diesel), un humanoide con forma de árbol; Gamora (Zoe Saldana), una letal y enigmática mujer de color verde; y Drax the Destroyer (Dave Bautista), un vengativo ser con fuerza brutal y el cuerpo cubierto de tatuajes de color rojo. Al descubrir el verdadero poder de la esfera que ha robado, deberá hacer todo lo posible para derrotar a sus rivales (a cada cual más rocambolesco y extravagante) en un intento de salvar el destino de toda la galaxia.
James Gunn redacta junto a Nicole Perlman un guión repleto de un humor extravagante, referente a la filmografía del director, y amante de la cultura de los setenta y ochenta que no sirve sólo para divertirnos y hacernos soltar sonrisas cómplices y carcajadas sonoras, sino que también nos ayuda a recordar constantemente que Peter Quill es sólo un hombre atrapado en una aventura espacial de proporciones épicas. Esto, y la genial composición de Chris Pratt de un Han Solo fireflyizadole otorga al personaje un carisma desbordante que combina perfectamente con el de todos los personajes: el rimbombante Drax el Destructor, el irreverente Rocket el mapache y su Chewbacca particular (que en vez de gruñir nos recuerda constantemente su nombre), y una princesa Leia de color verde y con muchas aptitudes para la lucha cuerpo a cuerpo. Guardians of the Galaxy se ha ganado a pulso la etiqueta de “Star Wars de la nueva generación”.

Como podéis intuir por mi entusiasta redacción, considero a Guardians una película de superhéroes cerca de la perfección del subgénero… si no fuera porque termina exactamente igual que The Avengers. Un cajón de sastre con mil y un referencias a la cultura setentera y ochentera, la mayor agudeza humorística de todo el Universo Marvel y un desarrollo de personajes inusual en una película de tales características (para desarrollar a los de The Avengers se han necesitado películas previas para casi todos, y los que no las han tenido son los personajes más odiosos del filme) y la película termina con el mismo clímax de siempre: un alarde de la capacidad del estudio para crear grandes batallas aéreas con efectos especiales. En las demás películas esto tenía un sentido interno: las batallas eran en la Tierra y empatizábamos con los pobres infelices atrapados en ellas (en Nueva York, Londres o dondequiera que ocurriera The Winter Soldier).
En Guardians of the Galaxy, en cambio, en la batalla aérea está en juego la vida de todos los habitantes de Xandar y no tenemos otra razón que la tendencia a preferir que no muera gente inocente para que nos importe realmente la vida de esos extraterrestres más o menos antropomórficos. Veremos si James Gunn es capaz de cambiar esta dinámica en la segunda parte (ya apalabrada para el 2017), que como siempre se ha dicho, acostumbra a ser más oscura (ahí están ejemplos como Episode V de Star Wars o The Two Towers), y basar el final de su película en un golpe emocional en vez de una demostración de la capacidad del equipo visual de Marvel para asombrar visualmente. Porque (intentando no hacer spoiler) el único golpe emocional del clímax de Guardians, al final resulta ser un fraude total.
Pero se lo vamos a perdonar: convertir una película por la que nadie (ni yo mismo) daba ni un duro en uno de los mayores éxitos en box-officedel año, y además (para el que esto escribe) en la mejor película Marvel hasta la fecha tiene un mérito grandioso. La frase de James Gunn en una entrevista a Cinemanía para promocionar este nuevo hito cinematográfico y superheróico de la Marvel fue: “si The Avengers son los Beatles, Guardians of the Galaxy son los Rolling Stones”. Como fan de los Beatles, tengo una comparación más acertada: si The Avengers son Introducing… The Beatles, Guardians of the Galaxy son el disco blanco.
Lo mejor: el Rocket de Bradley Cooper, la desbordante carisma de Chris Pratt, las mil y una referencias.
Lo peor: el final copiado a The Avengers… ¡tú puedes hacerlo mejor, Marvel!

P.S.: Esperad, que tras los créditos hay una escena adicional… ¡Howard el Pato!

Título: Guardians of the Galaxy
Director: James Gunn
Guión: James Gunn, Nicole Perlman (basado en el cómic de Dan Abnett y Andy Lanning)
Fotografía: Tyler Bates
Año: 2014
Duración: 122 min.
País: Estados Unidos
Productora: Marvel Enterprises / Marvel Studios / Moving Picture Company (MPG) / Walt Disney Studios Motion Pictures

Reparto: Chris Pratt, Zoe Saldana, Bradley Cooper, Vin Diesel, Dave Bautista, Lee Pace, Benicio del Toro, Michael Rooker, Karen Gillan
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s