MIÉRCOLES EN ASIA: Confessions o la maldita arrogancia formal

Título: Confessions

Director: Tetsuya Nakashima
Guión: Tetsuya Nakashima (Novela: Kanae Minato)
Fotografía: Shoichi Ato, Atsushi Ozawa
Año: 2010
Duración: 106 min.
País: Japón
Productora: DesperaDo / Hakuhodo DY Media Partners / Licri / Nippon Shuppan Hanbai (Nippan) K.K. / Sony Music Entertainment / Toho Company / Yahoo Japan
Reparto: Takako Matsu, Masaki Okada, Yoshino Kimura, Yukito Nishii, Kaoru Fujiwara, Makiya Yamaguchi, Soichiro Suzuki, Kinuwo Yamada, Ai Hashimoto

Crítica de @PauGarcia179

‘Confessions’, dirigida por Tetsuya Nakashima, es una película japonesa multipremida en su país (Mejor película, director, guión y montaje) con una buena recepción crítica. Todo eran señales positivos para encontrarme con una gran película de género, un buen thriller asiático de los que no se hacen en Occidente. Nada más lejos de la realidad.
Una profesora les cuenta a sus alumnos que deja la escuela y que sabe que dos de ellos asesinaron a su hija. También les informa que ya ha empezado su venganza contra ellos. Todo muy normal en la típica clase japonesa.
Habría que poner un límite permitido de planos a cámara lenta
El principio de la película puede llegar a hacerse claustrofóbico porque tiene la clase como única localización. Sin embargo, esa sensación tampoco tiene que ser negativa si era eso lo que el director quería transmitir. Al fin y al cabo, estamos hablando de una clase de niños que acaban de enterarse que dos de sus integrantes son asesinos: la atmosfera asfixiante era casi obligatoria. Para conseguir esas sensaciones, el director utiliza la cámara lenta y va insertando planos de nubes o de pasillos vacíos. Eso puede estar bien al principio, pero llegados a los 20 minutos de película, cuando el director abusa de estos recursos, el espectador puede perder la paciencia. Y es que el metraje avanza y el director, convencido de su distinguido y sofisticado estilo, vuelve a insistir una y otra vez con la maldita cámara lenta y esas imágenes de nubes que aparecen cada cinco minutos.
Lamentablemente, su excesiva arrogancia formal no es el único problema, porque el guión es estúpido y hasta ridículo. La venganza que perpetra esa profesora está tejida a base de coincidencias inaceptables y claro, si los protagonistas nos importan tanto como el cine de Albert Serra y la película no ofrece nada más, no estaremos dispuestos a tolerar las casualidades del guión. Puedo aceptar que sea un relato oscuro, con asesinatos y violencia, faltaría más, pero los personajes carecen de hondura psicológica y, o bien son unos malditos psicópatas, o están como una regadera. No he estado nunca en Japón y admito que no soy un gran conocedor de su cultura, pero creo que en las clases normales de este país no encontramos niños tan jodidamente locos como los aquí se retratan. Con unos personajes tan poco interesantes y creíbles, asistimos indiferentes al cruel destino de alguno de ellos servido con extrema violencia y otra vez con esa pretenciosa e insoportable cámara lenta.
Fotograma de uno de los 3000 planos de nubes que aparecen en el filme
Aquellos que se sientan cautivados por el estilo y la atmósfera que propone el director quizás lleguen a tolerar esta historia tan inverosímil, pero los que, como el que esto escribe, se sientan indignados ante esta arrogancia formal que propone Nakashima, odiarán esta película. Porque ‘Confessions’, además, tiene otro problema (sin importancia, comparado con el guión y el estilo), y es la más absoluta falta de ritmo. Obviamente, no ayudan ni la cámara lenta ni los planos de nubes o pasillos vacíos, pero esa estructura a base de confesiones y la monotonía de los discursos de algunos personajes (especialmente el de la profesora) acaban de matar cualquier atisbo de ritmo en la narración. 
Confessions’ es una soporífera película con una insoportable arrogancia formal y un pésimo guión, pero también es un filme avalado por la crítica que arrasó en los premios de la Academia japonesa. Así que podéis fiaros de mí y huir de esta película, o podéis confiar en el contrastado criterio de la prensa internacional y de la Academia y arriesgaros a ver este película. Pero que conste que os he avisado, insensatos. 
Lo mejor:
Lo peor: la cámara lenta, los planos de las nubes, guión inverosímil
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s