The Proclaimers animan la tarde des de Edimburgo

Título: Sunshine on Leith

Director: Dexter Fletcher
Guión: Stephen Greenhorn
Fotografía: George Richmond
Año: 2013
Duración: 100 min.
País: Reino Unido
Productora: Black Camel Pictures / DNA Films
Reparto: Peter Mullan, Antonia Thomas, Jason Flemyng, Freya Mayor, Jane Horrocks, Paul Brannigan, George MacKay, Kevin Guthrie, John Spence, Robert Yates
Crítica de @PaulPorcoRosso

We will rock you, Hoy no me puedo levantar, Mamma Mia!, Viva Forever. Queen, Mecano, ABBA, Spice Girls. Y a esta lista se unen The Proclaimers. Este filme es otro ejemplo de cómo confeccionar un musical alrededor de las canciones de un grupo pop. Este estilo de realización de obras musicales, más versado al mundo del teatro que al del cine (sólo Mamma Mia! se llevó a la gran pantalla) acostumbran a ser no tanto historias con profunda trama y férreos valores, sino espectáculos para rememorar tiempos dorados para la música pop. En Sunshine in Leith, Davy y Ally vuelven tras cumplir el servicio militar en la guerra de Afganistán a su ciudad natal de Edimburgo en el bonito barrio de Leith, para encontrarse con sus respectivas parejas: Ally con Liz (Freya Mayor) y Davy con Yvonne (Antonia Thomas). A su vez, Rab y Jean (los padres de Davy y Ally) planean la celebración de sus bodas de plata. Todo va bien, hasta que se revela una parte del pasado de Rab que amenaza con destruir a la familia y separar las tres parejas para siempre.

Sunshine in Leith se basa en un musical de éxito en la Gran Bretaña, y no es más que la trillada historia de desengaños y reencuentros en tres historias amorosas. En ella, la trama se urde a través y gracias a las composiciones del dúo musical The Proclaimers, natural de Escocia. Se la puede acusar de bobalicona y sensiblera, sí, pero mantiene el humor natural de todos los musicales: hay un par de números que recuerdan a clásicos como Seven Brides for Seven Brotherso Singing in the Rain (la canción del pub o esos planos secuencia del final), pero la mayoría se acercan más a la mediocridad de los contemporáneos como Mamma Mia!, en la que se notaba que la película estaba escrita para las canciones y no al revés como en los clásicos. Tampoco da la sensación de que aspire a reinventar el género, cosa que juega a su favor en el sentido de que Sunshine in Leith es lo que es, ni más ni menos.
Lo que sí podemos destacar, amén de un par de números brillantes y sus pegadizas canciones, son las interpretaciones, histriónicas como requiere una película de estas características. Los actores y actrices dan rienda suelta a su expresividad facial y expresan sus alegrías y tristezas mediante coreografías excesivas y canciones explicativas. Además la ciudad de Edimburgo (más en concreto el barrio de Leith) es un personaje más de la película. Retratada con enorme encanto y una visión muy colorista (que casan a la perfección con la historia que se está contando) por el director de fotografía George Richmond con estupendos planos aéreos y generales de esta hermosa ciudad portuaria de Escocia.

Sunshine in Leith no es más que la versión de The Proclaimers de los musicales que versan en torno a un grupo musical: ligero y en ocasiones divertido, con canciones medio conocidas y sobre todo pegadizas, cuya gran virtud es no pretender ser más que eso, una simpática y fresca historia para una tarde de verano en el cine.
Lo mejor: la banda sonora pegadiza, canciones reconocibles y los últimos números musicales. Se disfruta como pasatiempo veraniego.
Lo peor: abundan los tópicos, una más en el montón de las comedias románticas, pero en versión musical.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s