#reflexionesdecine – 2014, ¿el gran año de las series?

Hoy, las #reflexionesdecine corren a cargo de @PaulPorcoRosso


La tercera edad de oro de la televisión, iniciada en los noventa por series como The X-Files, Twin Peaks y The Sopranos, parece llegar poco a poco a su punto álgido: los actores del cine se pasan a la televisión, los presupuestos se incrementan hasta asombrar al mismísimo Michael Bay y los guiones nos dejan maltrechos en la cuneta llorando por la llegada de un nuevo episodio. ¿Puede ser que este 2014 sea uno de esos años a recordar en cuanto a la calidad de las series estrenadas se refiere?

No me aventuro a dar una respuesta a esa pregunta, ni de coña. Pero lo que sí me atrevo a hacer es repasar un poco las grandes series que se han estrenado (y se van a estrenar) en este 2014. Lo que seguro se puede afirmar con rotundidad es que propuestas, en la televisión, no faltan: hay para todos los gustos y géneros. Vamos allá.
True Detective, de Cary Joji Fukunaga y Nik Pizzolatto
True Detective apenas necesita presentación. Esta serie de la HBO narra una investigación policial en Louisiana durante 17 años. El nihilista Rust Cohle (Matthew McConaughey en su annus magnificus) y su compañero (más lobo que cordero) Martin Hart (Woody Harrelson) se sumergen en la oscuridad del mundo de las drogas y los asesinatos mediante ritos satánicos. Dirigen y escriben Cary Joji Fukunaga y Nik Pizzolattola serie de 8 episodios en tensión creciente que ha puesto en jaque al mundo entero con su narrativa magnífica y su fotografía perfecta. Si queréis leer más, se han escrito grandes artículos sobre la serie como el de @jlamotta23 en dehparadox.es y el de @Caith_Sith en su tumblr caithsandbox. Ante tan grandes escritos me rindo.
Silicon Valley, de Mike Judge, Alec Berg, Tricia Brock y Maggie Carey
Silicon Valley nos sitúa en la meca de la informática en los Estados Unidos, y sigue el periplo de cinco jóvenes (desarrolladores, ingenieros y futuros Steve Jobs) luchando para instaurar su empresa (poseedora de un potente algoritmo para comprimir archivos) en la selva corporativa. Llena de personajes entrañables y parodias de personalidades reales, Silicon Valley se erige como una versión de pago (su cadena de origen en Estados Unidos es la HBO) de The Big Bang Theory, aunque más cinematográfica, más geek, y para el que esto escribe, mucho más divertida.
Fargo, de Adam Bernstein, Randall Einhorn, Matt Shakman y Scott Winant
Pensaba que con True Detective ya había visto lo mejor del año, y entonces empecé a ver Fargo. Esta es la primera vez de los hermanos Coen en la pequeña pantalla: ellos mismos (junto con Noah Hawley, guionista de Bones) firman el libreto de esta serie que mezcla un extraordinario drama criminal con la comedia negra marca de la casa Coen. ¿Es lo mismo que la película de 1996? Sí y no. Sí porque todo nos resulta familiar: un aburrido pueblo de Minnesota siempre nevado, personajes majaras en líos pintorescos, una mujer policía mucho más incisiva de lo que parece… Y no porque pone patas arriba el argumento que ya conocemos des de 1996. Con un reparto a tener en cuenta (des de Bob Odenkirk hasta Billy Bob Thorton), no tenemos que dudar de que competirá por los grandes premios de la televisión, si bien al público ya se lo ha ganado. Fargoes poesía visual al máximo exponente, y un guiño constante a la propuesta original.
Cosmos: A SpaceTime Odyssey, de Ann Druyan, Steven Soter, Bill Pope y Brannon Braga
Vale. Ya sé que Cosmos: A SpaceTime Odyssey no es exactamente una serie de televisión. Pero no se puede hablar del gran año del pequeño formato sin sacar esta mastodóntica producción de Seth McFarlane en aras de actualizar la lejana Cosmos de Carl Sagan. En este remake/review del icónico documental de los años ochenta el narrador es el prestigioso Neil deGresse Tyson, que se sirve de su poderosa voz, la nostalgia ochentera y una belleza de imágenes inigualable para divertirnos y emocionarnos a la vez que nos enseña conocimientos básicos de ciencia. Imperdible.
Marvel’s Agents of S.H.I.E,L.D, de Joss Whedon y un montón de gente más
Pese a encontrarse a un nivel de calidad claramente inferior respecto a las otras nombradas aquí, Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D es una de las series de la temporada como mínimo en lo que a expectación se refiere. Supone, primero de todo, la vuelta de Whedon a la pequeña pantalla (cosa que los fans de Buffy y Firefly agradecemos hasta límites insospechados), y además, engrandece el Universo que Marvel teje poco a poco mediante películas y series (con el éxito de S.H.I.E.L.D ya se ha puesto en marcha Agent Carter) para el deleite del fan-espectador. Para los, como yo, fans de los superhéroes y la acción, una serie a tener en cuenta.

Y más…

No quiero cerrar esta entrada en el blog sin dejar de hablar de series que me llaman pero aún no he tenido la oportunidad de ver, como Penny Dreadful, Salem y Masters of Sex, y de series que aún no se han estrenado pero que prometen, como Better Call Saul, Constantine y Wayward Pines. Por no hablar de la tradicional vuelta a las pequeñas pantallas de grandes como Modern Family, The Good Wife, Mad Men, Game of Thrones, Louie y Hannibal, entre las muchas otras que seguro estoy olvidando. En conclusión: si no es el gran año de las series, estoy seguro de que se le acerca.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s