Por una vez, McG sabe lo que se hace

Título: 3 days to kill
Director: McG
Guión: Luc Besson, Adi Hasak (basado en una historia de Luc Besson)
Fotografía: Thierry Arbogast
Año: 2014
Duración: 113 min.
País: Estados Unidos
Productora: EuropaCorp / Relativity Media
Reparto: Kevin Costner, Amber Heard, Hailee Steinfeld, Connie Nielsen, Richard Sammel, Eriq Ebouaney, Tomás Lemarquis, Big John, Rupert Wynne-James, Peter J. Chaffey, Philippe Reyno, Eric Supply
Crítica de @PaulPorcoRosso
El director de cine con nombre de rapero, perpetrador de absurdas (y malas) películas como las dos últimas adaptaciones de Charlie’s Angels (chillonas y para chimpancés puestos de anfetaminas) o This means war (sonoro y ridículo insulto a la comedia de acción), llegó viernes pasado a los cines españoles con su nueva película 3 Days to Kill. Esta es la historia de un ex-agente de la CIA, Ethan Renner (Kevin Costner) con una enfermedad terminal que busca, en sus últimos días, arreglar su relación con su mujer y su hija adolescente (Connie Nielsen y Hailee Steinfeld, respectivamente) residentes en París. Allí, una ayudante de sus jefes en la CIA (Amber Heard) contacta con él y le ofrece un tratamiento químico para su enfermedad a cambio de que encuentre y mate a uno de los terroristas más importantes del momento, The Wolf.
McG se las arregla para mezclar en una sola película una cantidad ingente de géneros cinematográficos: drama, comedia familiar, thriller, espionaje, acción. Aquí está el primer paralelismo con el último filme de Luc Besson (guionista de 3 Days) The Family. Pero donde esta fallaba y encontraba en la cohesión entre géneros su principal problema, McGcumple y nos entrega un cóctel disfrutable. En ella, hay momentos de humor inspirado, las escenas de acción (sin ser lo mejor del género) cumplen, y el drama familiar nos hace congeniar con los personajes (sobre todo con el de Costner) y genera una empatía difícil de encontrar en películas del tipo de 3 Days. También, como en el filme de Bessonel reparto está repleto de caras ya conocidas (Costner, Nielsen, Steinfeld y Heard) que en cierto modo sustentan parte del peso de la trama.
No, nada, estoy aquí hablando por teléfono sentada en un lugar
claramente peligroso.
Donde falla realmente la película, pues, es en la absurda e inverosímil propuesta del argumento, y en los continuos agujeros de la trama. Eso sí, si somos capaz de abstraernos y no pensar en ellos, la diversión está más que asegurada. Aún siendo un producto tremendamente olvidable (no destaca ni por su buena calidad, pero tampoco por la mala), 3 Days to Kill es una muestra más de cine de evasión y es otro título más que engrosa la lista de filmes de un 2014 que, por ahora, se presenta bastante flojo cinematográficamente.
Lo mejor: no aspira a ser más de lo que es, puro cine de evasión con acción y comedia. McG sabe explotar el carisma desbordante de Kevin Costner que aquí sorprendentemente cumple en un papel que tampoco le exige mucho.
Lo peor: absurda, incoherente e inverosímil a partes igualmente desesperantes. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s