Un Spider-Man más divertido para una película espectacular pero excesiva

Título: The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro

Director: Marc Webb
Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci, James Vanderbilt, Jeff Pinkner
Fotografía: Daniel Mindel
Año: 2014
Duración: 152  min.
País: Estados Unidos
Productora: Marvel Enterprises / Columbia Pictures / Sony Pictures

Reparto: Andrew Garfield, Emma Stone, Jamie Foxx, Dane DeHaan, Paul Giamatti, Sally Field, Embeth Davidtz, Colm Feore, Denis Leary, Marton Csokas, Sarah Gadon, Chris Zylka, Martin Sheen, Chris Cooper, Mark Doherty, Stan Lee

Parece que los productores no estuvieron contentos con los resultados de la trilogía de Sam Raimi o simplemente querían seguir haciendo dinero fácil con un producto de éxito asegurado, pero el caso es que mañana tendremos en nuestras carteleras la segunda parte del reboot del hombre araña, ‘The Amazing Spider-man 2’. Marc Webb (‘(500) Days of Summer’, 2004), que ya se encargó de la primera parte, vuelve a dirigir la segunda y todo parece indicar que hará lo propio en la tercera. 

Ante un producto de clara vocación escapista y de evasión, y más tratándose del género de superhéroes, la sinopsis tampoco es que importe demasiado si al final el producto cumple con su función: que no nos aburramos mientras nos comamos las palomitas. En cualquier caso, (SPOILER de ‘The Amazing Spider-man 1’), después de salvar a los ciudadanos de Nueva York del lagarto gigante y prometer al padre de Gwen Stacy que se alejaría de ella para protegerla, Spider-Man tendrá que hacer frente al poder de Electro mientras aparece un viejo amigo, Harry Osborn.


En esta segunda parte del reboot es difícil aburrirse, hay acción a raudales (demasiada) y los efectos especiales inundan la pantalla, pero para el que esto escribe sobrepasa de largo esa línea que separa lo aceptable de lo excesivo. Porque es espectacular, mucho más que la primera parte, y esa cantidad de efectos especiales puede llegar a abrumar al espectador.  No solo es visualmente cargante, la música y demás efectos sonoros pueden llegar a hacerse realmente pesados, y combinados con esas imágenes, esos efectos y esas luces acaban por molestar al espectador, que ve como prácticamente no le dan descanso en toda la película. Sin embargo, tengo que destacar (sin desvelar nada) mi escena preferida, cuando se ve a Peter Parker y como pasan las estaciones, un momento donde hay más expresividad y poesía que en las más de cuatro horas que suman las dos películas que forman este reboot.

A pesar de que puede resultar cargante, lo cierto es que en el filme hay una parte positiva que ya se veía en la primera parte y que aquí se acaba de explotar: el humor de Spider-Man fruto de la gran interpretación de Andrew Garfield, que con gran carisma, frescura y desparpajo da vida y alma a uno de los superhéroes más conocidos de todos los tiempos.  Además, Emma Stone, a quién deberían darle mejores papeles (Woody Allen ya me ha hecho caso y le dirigirá en su nueva película, ‘Magic in the Moonlight’), también ofrece una gran actuación, que junto con la de Andrew Garfield acaba por convertirse en lo mejor de la película. Como contrapartida a ese buen hacer y esa naturalidad de la pareja protagonistas, tenemos a un excesivo Dane DeHaan (actor que parece especializarse en chicos atormentados: ‘Chronicle’, ‘The Place Beyond The Pines’ y la que hoy nos ocupa)  que cae en el más puro histrionismo. Paul Giamatti, uno de los mejores actuales, está igual de exagerado que DeHaan, y si al principio ni lo reconozco, cuando lo hago no me puedo creer que éste sea el mismo actor de la magnífica‘Sideways’ (Alexander Payne, 2004). Finalmente, Jamie Foxx está divertido al principio, y correcto después, aunque el papel tampoco da para mucho más).

Quizás soy yo que no me entusiasman este tipo de películas, pero a mí ‘The Amazing Spider-Man 2’me ha llegado a molestar con tanta acción y tantos efectos especiales y sonoros. Sí que he disfrutado de las interpretaciones de los dos protagonistas pero he encontrado algunos personajes totalmente desdibujados (Aleksei Sytsevich o Harry Osborn) y aunque me ha gustado el humor y el final, esta mareante y excesiva película de acción me ha dejado demasiado exhausto y sin ningún interés en ver la continuación de la saga.

Lo mejor: Andrew Garfield, Emma Stone y el humor
Lo peor: personajes desdibujados, acción desmedida, cargantes efectos especiales y sonoros, Paul Giamatti (endereza tu carrera por Dios)

P.S.: Sobre hombres y arañas, prefiero ‘Enemy’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s