#reflexionesdecine – Las mejores actuaciones de Leonardo DiCaprio

Hoy, las #reflexionesdecine corren a cargo de @PaulPorcoRosso

El pasado 3 de marzo, Leonardo DiCaprio perdió su cuarta oportunidad (más bien se la arrebató Matthew McConaughey) de conseguir un Óscar de actuación. Podría haberle ocurrido como a Brad Pitt (su primer, y de momento único Óscar es por 12 years a slave), y ganarlo como productor de The Wolf of Wall Street, pero la suerte (o a estas alturas podríamos decir que la Academia) no lo quiso.
El galán, reconocido ecologista, cumplirá 40 años el próximo 11 de noviembre, y sin ningún proyecto a la vista (sólo el lejano The Ballad of Richard Jewell, con Jonah Hill pero aún sin director), ya va siendo hora de recapitular en su filmografía y enumerar sus mejores actuaciones que, por suerte, no son pocas, pero por desgracia, están poco reconocidas con premios.
J. Edgar (2012)
Para mí, su mejor actuación. DiCaprio se mete esta vez en la piel del fundador y director del FBI durante 48 años. Pese a las carencias de la historia (en ciertos momentos se hace algo tediosa con sus interminables diálogos), la dirección es magistral, el montaje todo un acierto, y el maquillaje rozando lo sublime en el personaje de DiCaprio. El camaleónico Leono nació en la cuna del cine americano en vano: viendo J. Edgar, parece hecho para actuar.
The Aviator (2004)
















Si no supiéramos que es de Scorsese, seguramente sería considerada una obra más que notable. Pero dentro de su filmografía, es de los títulos más flojos. Sin embargo, junto a la fotografía (premiada con el Oscar), una de las mejores bazas de la película es la brutal interpretación de Leo, en el papel nada fácil de Howard Hughes. Evita la sobreactuación, consiguiendo un equilibrio perfecto entre la obsesión enfermiza del personaje, la soledad del personaje, y sus excentricidades. Por desgracia, si en 2014 le tocó batallar (y perder) contra McConaughey, en 2005 fue Jamie Foxx y su actuación en Ray quien le birló la estatuilla.
Revolutionary Road (2008)



















En el Titanic de James Cameron se hundía una titánica construcción (nunca mejor dicho) en el proceso de llegar de las orillas europeas a las costas americanas. Once años después, Sam Mendes usa a la misma pareja de actores para contar la historia de una pareja que se hunde en el pozo de las relaciones amorosas. El talento desbordante del que hace gala DiCaprio, sólo es hecho frente por una maravillosa Kate Winslet que aguanta a la perfección el tour de force, y por un Michael Shannon en modo roba-escenas. Aquí, el rubio californiano fue ninguneado en todos los premios grandes.
What’s Eating Gilbert Grape? (1993)
La única de la lista en la que Leo no es el actor principal supone su primera nominación al Oscar (como Mejor Actor de Reparto). El protagonista es Johnny Depp, que tiene que cuidar a su madre descaradamente obesa, y a un DiCaprio jovencísimo (sólo 19 años), que interpreta a su hermano pequeño, con una discapacidad mental*. Consigue arrancar más de una lágrima, y demuestra sus grandes dotes como actor. Desde entonces, carrera meteórica.
*nota: a alguno puede sonarle el argumento de esta película (absolutamente recomendable) que fue parodiada en el S02E08 de American Dad.
Inception (2010)
El británico Christopher Nolan no es David Lynch en lo que a contar sueños se refiere, pero el estilo por ser diferente no es mejor ni peor. Aún si eres un detractor de su cine, no le puedes negar el derroche de originalidad que despliega en la confección de Inception, y sólo el tiempo decidirá si se convierte en una obra maestra de la ciencia ficción (aunque de momento va en camino). A mí personalmente lo que me encanta, más que la historia en sí, es la complejidad. Y en medio de todo el meollo está DiCaprio como maestro genial de ceremonias. A lo mejor la actuación más floja de las 5 que aquí detallo, pero aún así de altísimo nivel.
EXTRA














Me ha costado muchísimo escoger sólo cinco, por eso me gustaría destacar su papel en Django Unchained, en la que su negrero jefe de una plantación de algodón para mí fue lo mejor de la justa película de Tarantino; el papel en Catch me if you can, donde, dirigido por Spielberg, interpreta a un joven estafador con mucha cara; y por último su papel en The Wolf of Wall Street, donde juega a la comba con el límite entre perfección interpretativa y sobreactuación. ¿Crees que me olvido de alguna importante? ¡Pon en tus comentarios tus favoritas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s