‘The Hunger Games: Catching Fire’, Jennifer Lawrence y el renacer de la franquicia

Título: The Hunger Games: Catching Fire (Los juegos del hambre: En Llamas)
Director: Francis Lawrence
Guión: Michael Arndt, Simon Beaufoy (adaptado de la novela homónima de Suzanne Collins)
Fotografía: Jo Willems
Año: 2013
Duración: 146 min.
País: Estados Unidos
Productora: Lionsgate / Color Force
Reparto: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Philip Seymour Hoffman, Stanley Tucci, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Toby Jones, Donald Sutherland, Jeffrey Wright, Amanda Plummer, Lenny Kravitz, Jena Malone, Jack Quaid, Taylor St. Clair, Sam Claflin, Alan Ritchson, Paula Malcomson, Sandra Lafferty, Willow Shields, Nelson Ascencio
Un año y medio han tenido que esperar los grandes fans (tanto de los libros como de la primera película) para que llegara la segunda parte de Hunger Games, Catching Fire. Durante ese tiempo ha habido cambios, no en el reparto que sigue siendo el mismo (a parte de las incorporaciones de nuevos personajes y por lo tanto nuevos actores) encabezado por Jennifer Lawrence y Josh Hutcherson, sino cambios en el equipo técnico. El primero y más significativo es la variación de director, que pasa de Gary Ross a otro Lawrence, Francis, conocido por haber realizado películas con gran recepción entre el público como I Am Legend, Constantine y la serie Touch.
Al volver de los 74º Juegos del Hambre, Katniss (Jennifer Lawrence) y Peeta (Hutcherson) siguen fingiendo su romance por órdenes del presidente Snow (Sutherland) mientras hacen el Tour de la Victoria por los 12 distritos. Durante este Tour, ambos se darán cuenta de que se está gestando una rebelión de la que Katniss es, sin quererlo, el símbolo. Con la llegada de los 75º Juegos del Hambre, el nuevo organizador de los juegos, Plutarch Heavensbeen (P.S. Hoffman), creará El Vasallaje en una edición que cambiará la curso de la historia de Panem.

El vestuario es uno de los aspectos técnicos mejor trabajados.
En Catching Fire tenemos, primero de todo, a una J-Law en su primera aparición en la gran pantalla después de haber ganado el Oscar el año pasado. Es evidente que la revalidación del papel de Katniss Everdeen no le va a valer para repetir victoria en el Kodak Theater de Los Angeles este febrero próximo, pero sin embargo nos regala una muy buena interpretación y demuestra que ha hecho suyo el papel, en esta entrega dotado de más matices. Además, también en el sector interpretativo, esta secuela añade a su elenco a Philip Seymour Hoffman, que interpreta con majestuosa sobriedad a un personaje muy importante de la saga de The Hunger Games. Desde un punto de vista técnico, la película cumple lo que de una  producción de gran calibre se espera, ni más ni menos. Lo más destacable es el vestuario, obra de Trish Summerville.
¡Están más “en llamas” que nunca!
Esta segunda parte de Hunger Games es bastante mejor (como ya se ha dicho por activa y por pasiva) que la primera. Viéndola tuve la sensación de estar delante de una copia, con mejores efectos especiales y modernizada pero sin el punto gore-violento ni la clase, de Battle Royale, hito del cine asiático en nuestro país, que suponía una dura crítica al morbo televisivo y el regodeo de la sociedad ante el sufrimiento de otros (cuando todo se trata como un juego y no como noticias reales). Bien, pues en Catching Fire, amén de seguir con esta línea (que no digo yo que esté mal), lo que realmente mueve la trama es la falta de libertades y aumento de censura a la que está sometida la sociedad de la ficticia Panem, y la problemática social y política en esta sociedad totalitaria. Esto se debe primero, a una adaptación más que correcta (después del desastroso trabajo en la primera parte) de dos nuevos fichajes para la saga, Arndt y Beaufoy (guionistas de Little Miss Sunshine y Full Montyrespectivamente); y segundo, al cambio de director con el que se sale ganando claramente: Francis Lawrence sabe lo que se hace, y se lleva la palma con las escenas de acción.
En resumen, en esta nueva entrega (superior a la anterior) de las aventuras de Katniss Everdeen encontraremos lo que andábamos buscando: diversión, mucho entretenimiento, y, además, cierto trasfondo de crítica político-social.
Lo mejor:el acierto del director al mostrar la problemática social y política en el futuro distópico en el que se ubica la historia.
Lo peor:el alma de blockbuster que sigue manteniendo la adaptación de los libros de Suzanne Collins.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s