‘We’re the Millers’: nada nuevo bajo el Sol

Título: We’re the Millers (Somos los Miller)
Director: Rawson Marshall Thurber
Guión: Sean Anders, Steve Faber, Bob Fisher, John Morris
Fotografía: Barry Peterson
Año: 2013
Duración: 110 min.
País: Estados Unidos
Productora: BenderSpink / New Line Cinema / Vincent Newman Etertainment
Reparto: Jennifer Aniston, Jason Sudeikis, Emma Roberts, Ed Helms, Will Poulter, Kathryn Hahn, Nick Offerman, Thomas Lennon, Vickie Eng, Tait Fletcher, Molly C. Quinn, Tomer Sisley, Lunden De’Leon, Matt Cornwell, Luis Guzmán

Del director de la fallida Dodgeball (en España, Cuestión de pelotas) Rawson Marshall Thurber, llega a la taquilla española la enésima comedia del año, buscando la risa fácil del “balonazo en sus partes” del que se mofaba Matt Groening en cierto capítulo de Los Simpson. Esto sí, viene protagonizada por Jennifer Aniston, que después de Friends ha emprendido la misión de destrozar su carrera mediante comedia romántica de segunda clase, y Jason Sudeikis, ya convertido en un clásico del humor yanqui de tercera. Ambos compartieron cartel en la desastrosa Horrible Bosses (Cómo acabar con tu jefe) de 2011.
David (Sudeikis) es un veterano traficante de marihuana de poca monta que trabaja en Denver bajo la atenta mirada de su jefe Brad Gurdlinger (Ed Helms). Después de que unos matones le roben toda la mercancía y el dinero, Dave deberá completar la difícil misión de trasladar “un poco de maría” des de México hasta Denver montado en una caravana. Para ello, pedirá ayuda a sus vecinos, una stripper de poca monta llamada Rose (Aniston) y un chaval virgen de 18 años llamado Kenny (Will Poulter), y a una vagabunda que vive en su barrio (Emma Roberts). Los cuatro se harán pasar por una familia, los Miller, que intentan pasar unas buenas vacaciones montados en su caravana.

Estamos ante una comedia americana con el esquema de la típica road movie (un grupo de personajes se lanzan a la carretera con el fin de alcanzar un objetivo, generalmente en un corto plazo de tiempo, pero el viaje que los lleva hasta él acabará siendo de autodescubrimiento para ellos) de las que se pueden recordar fácilmente varios títulos altamente superiores: Due date, de Todd Phillips; It Happened One Night, de Frank Capra; o Little Miss Sunshine, de Jonathan Dayton.
Sí, We’re the Millers es una interesante propuesta, y cuenta con una gran introducción de personajes. Pero en el primer cuarto de hora es donde se queda este atisbo de luz que plana sobre la película: en los 95 minutos restantes se convierte en una producción repleta de clichés del género, con algún gag que roza lo ofensivo y en general sin mucha gracia, pero con ciertos momentos de brillantez hilarante. La única lanza que puedo echar en favor de la película es que el cuarteto protagónico demuestra muy buena química interna, y se esfuerza al máximo para resultar divertido en todo momento. Aquí, debo destacar a una Jennifer Aniston que completa una buena actuación demostrando que aún sirve para la comedia (y para los bailes de striptease light), al contrario que un Jason Sudeikis que no acaba de convencerme como protagonista.

En resumen, We’re the Millers no es una buena película, ni siquiera una buena comedia, y no funciona tampoco su moraleja de “todos encontramos nuestro lugar en el mundo”. Sí, hay algún gag gracioso. Pero en general, no hay nada nuevo bajo el Sol.
Lo mejor:Ed Helms interpretando a un “villano” histriónico.
Lo peor:floja e irregular. Se pueden salvar ciertos gags y bromas, pero en esencia es lo mismo de siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s