Vida rural en America según Jeff Nichols, vol. III

Título: Mud
Director: Jeff Nichols
Guión: Jeff Nichols
Fotografía: Adam Stones
Año: 2012
Duración: 130 min.
País: Estados Unidos
Productora: Everest Entertainment / FilmNation Entertainment / Brace Cove Productions
Reparto: Matthew McConaughey, Ty Sheridan, Jacob Lofland, Reese Witherspoon, Sam Shepard, Ray McKinnon, Paul Sparks, Bonnie Sturdivant, Sarah Paulson, Michael Shannon, Joe Don Baker, Stuart Greer
Mud  llegó a la taquilla española con 4 meses de retraso respecto a los Estados Unidos, hecho que no hizo más que producir una especulación y expectación hacia el tercer largometraje de Jeff Nichols que en principio no le hacían mucho bien. El director de “Shotgun Stories” y la increíble “Take Shelter” nos trae un filme sorprendentemente no protagonizado por su actor fetiche Michael Shannon (que tiene un pequeño papel en Mud que se podria considerar como un cameo), sino por Tye Sheridan, joven actor de “The Tree of Life” que se está labrando un futuro en la empresa cinematográfica. Cuenta también con un secundario de lujo: Matthew McConaughey, que desde hace un tiempo parece haber abandonado el rollo comedia romántica de calidad domingo-por-la-tarde para descubrirnos a un actor que se come la pantalla cada vez que aparece.
Además, McConaughey ha trabajado en la próxima película de Martin Scorsese (“The Wolf of Wall Street“, de estreno previsto para fin de año), y en un drama basado en la vida de Ron Woodroof, drogadicto y homófobo diagnosticado de SIDA en 1986 (“Dallas Buyers Club“) del que los críticos americanos se deshacen en elogios.
“He loves her, Neck. He told me.”
En el filme, Mud (McConaughey) es el fugitivo que ha matado a un hombre para proteger a su gran amor, Juniper (Witherspoon), y que se esconde en un pequeño islote del río Mississipi. Allí le van a encontrar Ellis (Sheridan) y su amigo Neckbone (interpretado por el novato Lofland), que decidirán ayudarle a reunirse con Juniper y a escapar con ella para poder estar juntos finalmente.
Esta historia está claramente influenciada por Mark Twain, siendo Mud un tipo de Huckleberry Finn, un cuento sobre la pérdida de inocencia juvenil, sobre la entrada en la adolescencia. Nos la cuenta Jeff Nichols, con su clásica narración de la vida rural en los Estados Unidos en clave indie, de ritmo lento pero increíblemente abosrbente en el que sólo hay que dejarse perder en el Universo de Nichols.
“There are fierce powers at work in the world, boys. Good, evil, poor luck, best luck. As man, we’ve got to take advantage where we can.”
Cabe destacar la brillantísima actuación de Matthew McConaughey, el asentamiento de uno de los mejores niños actores de los Estados Unidos, Tye Sheridan, y una banda sonora en perfecta conjunción con las imágenes.
Como nota negativa, cabe decir que al igual que ocurre en “Take Shelter” hay una pequeña obsesión por parte del director para dar a su historia un “happy end” que, a mi parecer, no conjuga exactamente con el desarrollo de la historia.
Lo mejor: McConaughey sin duda alguna.
Lo peor: el desenlace de la historia.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s